Pan y Rosas grita: ¡libertad para Yakiri Rubí!

¡Basta de violencia e impunidad! ¡Alto al feminicidio!

24 Feb 2014   |   comentários

En México 65% de las mujeres han sufrido violencia, muchos de estos casos terminan en asesinato; sólo en 2012 se registraron 7.3 asesinatos de mujeres por día según datos del INEGI. Asesinatos que se dan en el marco de avances legislativos en “perspectiva de género”, mientras, se preserva la impunidad en la mayoría de los crímenes. En este marco hoy Yakiri Rubí Rubio Aupart, sobreviviente de feminicidio, se encuentra en prisión por defenderse de su agresor.

El 9/dic Yaki caminaba por la noche en la colonia Doctores, fue hostigada y después secuestrada por dos hombres (Omar y Miguel Ángel Ramírez Anaya). Ellos la llevaron a un hotel donde la torturaron y violaron, con la sentencia de que sería asesinada. Omar, después de drogarse, dejó el hotel quedando Miguel a cargo de matarla. Durante el forcejeo éste salió herido y se fue del lugar (herida que le ocasionó la muerte), y así la joven pudo escapar y pidió ayuda a una patrulla. Llegó Omar al MP a denunciar el homicidio de su hermano, y ahí reconoció a Yaki como la asesina. A pesar de que ella llegó herida y denunció que la habían intentado asesinar y fue víctima de violación, el MP desechó su dicho y retomó el de Omar.

JPEG - 140 KB

Yaki lleva más 2 meses detenida, y puede purgar una condena de más de 30 años de cárcel, en tanto, uno de sus agresores se encuentra libre, y es quien la denuncia. Cientos de irregularidades salen a la luz día a día, el caso de Yakiri es una muestra de lo terrible que es la justicia machista en este país. El MP en complicidad con Omar Ramírez y con la incalculable ayuda de los medios de (des)información, han recreado historias: que Yaki era novia de Miguel Ángel, que era celosa, que lo asesinó a traición… Puras mentiras, Yakiri no los conocía y además es lesbiana.

La violencia que cierna sobre el conjunto de las mujeres tiene bases estructurales, por lo que no consideramos que la violencia sea un problema individual, y tampoco el caso de Yakiri. Sino que la milenaria opresión contra las mujeres que legaliza la violencia le es funcional a este sistema para mantenernos subordinadas y explotarnos en silencio. Con el caso de Yaki nos dan el mensaje: de no defendernos, de no cuestionar, de callarnos, de no luchar.

JPEG - 101.7 KB

Pero frente a esta condena hoy la fuerza de Yakiri, la fuerza de las madres que buscan a sus hijas desaparecidas, tienen que ser fuerza para luchar por contra la violencia. Porque no vamos a convencer a ningún juez ni a ningún MP de que es inocente, pero sí queremos que las cientas de Yakiris que hoy sufren violencia se hagan carne en ella, y que seamos miles en las calles para arrancarles la justicia y la libertad para Yakiri y para todas las niñas y mujeres asesinadas, desaparecidas, encarceladas y presas de las redes de trata. Que se escuche el coraje de las mariposas para arrancarle a estas instituciones misóginas a Yakiri.

¡ESTE 8 DE MARZO IMPULSEMOS UNA GRAN CAMPAÑA CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES Y POR LA LIBERTAD DE YAKIRI!

Te invitamos hacerte parte de esta campaña para que nuestra voz se haga oír en los lugares de trabajo, en nuestras escuelas y en nuestros barrios. Este 8 de marzo ven con Pan y Rosas y el Movimiento de los Trabajadores Socialistas a movilizarte por:

¡Libertad a Yakiri!

¡Alto a la violencia contra las mujeres!









  • No hay comentarios para este artículo