Trabajadores del GDF

Contra las políticas patronales, por una Coordinadora de las luchas

06 Oct 2012 | Durante los últimos años de la administración gubernamental del Distrito Federal, diversos sectores de trabajadores han salido a las calles para denunciar las distintas violaciones a sus derechos laborales por parte de su patrón el “democrático” Gobierno del Distrito Federal (GDF).   |   comentários

JPEG - 25.2 KB

Violaciones a los contratos colectivos de trabajo, despidos injustificados y la contratación vía outsorcing son prácticas recurrentes que se han aplicado en contra de los trabajadores del GDF a cargo de las distintas administraciones perredistas; trabajadores del Instituto de Educación Media Superior, trabajadores de limpieza, y los bomberos, son sectores que han sido afectados en los últimos meses por las políticas patronales implementadas por el gobierno capitalino.

Los afectados por la política laboral de Ebrard

Los trabajadores de limpieza de diversas dependencias del gobierno, como del metro o de las oficinas gubernamentales, llevan años intentando ser reconocidos como trabajadores al servicio del gobierno y ser contratados directamente por él. Sin embargo, continúan subcontratados bajo sueldos miserables.
Los bomberos por denunciar las precarias condiciones en las que realizan su trabajo fueron despedidos, el día de hoy, en medio de un clima de constante acoso y difamación por parte de las autoridades del capitalinas, se encuentran en una huelga de hambre que lleva casi 30 días en busca de su reinstalación.
Los trabajadores de IEMS son quienes lograron arrancar al gobierno una solución parcial a sus demandas utilizando los métodos clásicos de la clase trabajadora; con el paro y la huelga han podido dar la pelea en contra de las violaciones a su contrato colectivo de trabajo.
El gobierno del DF, a lo largo de los años ha creado una imagen de apertura democrática y asistencia por medio de sus programas sociales que le ha valido una amplia aceptación en la población capitalina y que han ocultado la política ofensiva en contra de sus trabajadores.
El GDF a cargo del PRD desde 1997, muestra sus contradicciones en su papel de patrón, mientras se auto denomina democrático e incluyente, su política laboral asoma una de sus caras más reaccionarias; se pronuncia en contra de la actual reforma laboral, mientras miles de trabajadores de limpieza trabajan en las oficinas gubernamentales vía outsocing o despide injustificadamente a los bomberos.
En estos momentos en que la reforma laboral es un hecho, es apremiante que los trabajadores luchemos hombro con hombro para mejorar nuestras condiciones de vida. Los patrones son los únicos beneficiados con la reforma laboral; el GDF es un patrón al que no le interesa las condiciones en las que trabajan sus empleados. No permitamos que sigan pasando por encima de los trabajadores, no permitamos una lucha aislada más.

Una coordinadora independiente

Es muy difícil que las reinstalaciones, contrataciones o la defensa de los derechos laborales se ganen de manera individual, con cada sector enfocado en su propia lucha y por sus propias demandas. Sólo la lucha de manera conjunta e independiente de los partidos del Congreso en contra de las políticas patronales del GDF podrá generar las mejores condiciones para echar atrás esta ofensiva.
Para avanzar en ese camino, es necesario que los trabajadores de los diversos sectores del gobierno convoquen a la formación de una Coordinadora de Trabajadores en Lucha del Gobierno del Distrito Federal, que abrace todas las demandas de los trabajadores y que pelee por cada una de ellas. Y es que los trabajadores del DF tienen un mismo patrón, es imperante que ellos estrechen sus lazos como hermanos de clase para movilizarse y luchar levantando todas sus demandas.
Los trabajadores del IEMS demostraron que con sus propios métodos, se le puede arrebatar al patrón lo que les corresponde, si los trabajadores del GDF luchan de manera conjunta en una Coordinadora, por la solución de todas sus demandas, habría la posibilidad de preparar un paro general que busque el cambio de las condiciones laborales de los trabajadores de la capital.
La Coordinadora de Trabajadores tendría que ponerse como perspectiva la preparación de un paro general que convoque a los diversos sectores de los trabajadores gubernamentales de la Ciudad, para arrancarle al explotador gobierno capitalino la basificación de los trabajadores terciarizados, que mejoren de las condiciones laborales en los centros de trabajo, que se respeten los contratos colectivos y que se dejen de condicionar los puestos de trabajo a partir de la afinidad política a los grupos de poder del gobierno perredista.









  • No hay comentarios para este artículo