Constituyente CDMX: Posible referendo de la nueva constitución

05 Mar 2016 | Porfirio Muñoz Ledo declaró que la futura constitución sería sometida a referendo luego de ser aprobada. ¿Estamos ante una ampliación de la participación democrática, como nos dicen?   |   comentários

Porfirio Muñoz Ledo declaró que la futura constitución sería sometida a referendo luego de ser aprobada. ¿Estamos ante una ampliación de la participación democrática, como nos dicen?

¿Un mecanismo democrático?

El anuncio del posible referendo pretende convencer de la vocación democrática del gobierno de la Ciudad de México y del carácter inclusivo de la elaboración de la constitución.

La convocatoria a la Asamblea Constituyente ha despertado inconformidad en distintos sectores, que denunciaron los mecanismos restrictivos que vuelven tortuoso el camino a los candidatos independientes. Y también que, como dijimos en La Izquierda Diario, dejan fuera el sentir de la mayoría de la población capitalina, y en particular de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Un referendo no cambiaría esto. El proyecto de constitución es elaborado por un grupo de notables, designado por el propio gobierno de la Ciudad, de forma absolutamente secreta. Los trabajadores y los sectores populares de la ciudad no fueron consultados, y sus demandas no serán tomadas en cuenta en la redacción de este proyecto.

El mismo será discutido en una Asamblea Constituyente en la cual casi la mitad de sus integrantes serán designados por Peña Nieto, Mancera y el Congreso de la Unión. El proceso de elección del resto de la Constituyente está armado para favorecer a los partidos con registro, en tanto que los 74 aspirantes independientes registrados deben recabar 75,000 firmas para competir. Si lo logran, se repartirán el equivalente a los recursos públicos que recibirá cada uno de los partidos.

Si el referendo se realiza, será organizado por el gobierno de la Ciudad de México, que busca una ciudad al servicio de los grandes empresarios. La población será sólo consultada de acuerdo a lo que pacten Mancera y los partidos del Congreso, y muy posiblemente sólo podrá decir “sí” o “no” a la nueva constitución. Por ende, no serán consideradas ni incorporadas las demandas y aspiraciones de las grandes mayorías.

Lejos de ser un mecanismo democrático de “participación ciudadana”, buscará legitimar el proceso completamente antidemocrático de la Asamblea Constituyente y de elaboración de la carta magna. Es evidente que, como planteamos aquí, sólo una asamblea Constituyente verdaderamente Libre y Soberana permitiría que se discuta y resuelva partiendo de las demandas y aspiraciones obreras y populares.

Terminó el registro de aspirantes independientes

74 aspirantes fueron los que se registraron, siendo varios de ellos rechazados y estando otros tantos, al cierre de esta edición, esperando la decisión de las autoridades electorales.

Quienes sean admitidos tienen hasta el 5 de abril para entregar casi 75,000 firmas lo cual es un difícil objetivo. Sergio Moissen y Sulem Estrada, trabajadores y luchadores sociales, presentaron su solicitud, la cual está esperando ser aprobada.

Esta aspirantía es apoyada por La Izquierda Diario y el Movimiento de los Trabajadores Socialistas.

En entrevista, Moissen declaró que “queremos conquistar las 75,000 firmas, para que en las próximas elecciones esté presente una alternativa de izquierda, anticapitalista, para que se oiga la voz de los trabajadores, las mujeres y los jóvenes”.

Estrada, por su parte, dijo que “denunciamos las restricciones que afectan a las organizaciones obreras, de izquierda y candidatos independientes y esta Constituyente amañada. Ahora queremos sumar a esta campaña, que sólo dura un mes, a todos los que nos apoyen para que en las elecciones digamos lo que ninguno de los partidos del Congreso dice, para hablar de los intereses de las grandes mayorías de la población, para luchar por una ciudad de los trabajadores y todos los sectores populares.”

Sergio Moissen concluyó con un enfático llamado: “Ésta es la única fórmula de izquierda anticapitalista. Llamamos a las y los trabajadores de la ciudad, a la juventud trabajadora y estudiantil, a las mujeres, y a los movimientos de derechos humanos y democráticos, a apoyar nuestra fórmula. A miles de kilómetros, en Ciudad Juárez hay una candidatura obrera impulsada por los obreros de Lexmark. Y ahora, aquí, en la capital del país, nuestra fórmula. Apoyemos esto para que sea una tribuna de las demandas de los de abajo, de los oprimidos y explotados.”

Te invitamos a sumarte activamente a la campaña y a impulsar la recolección de firmas.

Artículos relacionados: Portada Catástrofe









  • No hay comentarios para este artículo