Historia de las revoluciones

Serie "Historia de las revoluciones del siglo XX"

La batalla de Argelia

04 Apr 2008   |   comentários

En 1830, Francia envió aproximadamente 40.000 soldados para hacer de Argelia una colonia francesa más. El gobierno impuesto por Francia significó un sistema colonial y opresivo. Los pobladores árabes y musulmanes fueron marginados regionalmente (cashba) y la discriminación racial fue feroz. El odio racista del imperialismo francés, por ejemplo, obligó a los trabajadores que tuvieran la necesidad de salir trabajar fuera de la cashba, a portar un brazalete que los identificaba como árabes o musulmanes. La población nativa era vista por los colonos franceses como un peligro para el orden establecido. Asimismo, menos del 13% de los niños musulmanes accedió a la escuela pública y, entre los inscritos, sólo un 10% era de origen musulmán.

Durante la segunda guerra mundial (1939-1945), la región se convirtió en un centro de la lucha contra las metrópolis imperialistas. Las masas populares aprovecharon el enfrentamiento entre los distintos bandos para luchar por la liberación nacional. Como el pueblo chino, palestino e indochino-que en 1945 se levantó en Saigón-, las masas argelinas también se movilizaron contra la opresión imperialista.

la masacre de Sétif

En el caso de Argel, la masacre de Sétif (en el departamento de Constantina) fue el primer impulso contra el colonialismo. Según un periódico francés de la época: «Penetraban en la casa de los árabes, secuestraban a los habitantes y los llevaban camino al cementerio de Hadj Embarek al principio, luego a las calderas de Heliopolis. Allí, eran ejecutados, luego incine-rados en los crematorios, según los métodos hitleria-nos. El subprefecto habría hecho ejecutar así a 300 jóvenes musulmanes, cifra muy inferior a la realidad» (1). La movilización en Sétif reclamaba la independencia de Argel del imperialismo francés.

Los acontecimientos dejaron 40,000 árabes masacrados y sólo 100 franceses muertos. Se atentó violando, asesinando e incendiando poblaciones enteras contra los independentistas argelinos.
En 1947, después de la masacre de Sétif, el colonialismo francés, aferrándose a conservar el status quo de su dominación, impulsó, con el fin de contener y desviar el anhelo independentista, la antidemocrática «asamblea argelina», donde la boleta electoral de un europeo valía la de ocho musulmanes.

Nacimiento del FLN

Coincidiendo con la vergonzosa derrota sufrida por el ejército francés en Indochina (el 7 de mayo de 1954 en la batalla de Dien Bien Phu), en Argelia dio un salto la guerra de liberación nacional. Estaban sonando las campanas fúnebres para las potencias coloniales.

La organización especial creada por el nacionalista Ben Bella en 1947 (que contó entre sus filas a excombatientes de la II guerra mundial) fue el antecedente del Frente de Liberación Nacional (FLN), que nació el 31 de octubre de 1957. El FLN, tenía su principal campo de acción en Kaibilia y en los montes Aurés. Siempre fue una guerrilla irregular y nunca logró, como en el caso de la guerrilla estalinista Vietminh, la liberación territorial de zonas.

La actividad del FLN se destacó principalmente por el uso de las acciones armadas contra la comunidad europea, y al comienzo tenía aproximadamente 1,000 combatientes. Bajo la lectura del FLN, Argelia no tenía otra salida que conquistar su independencia por la violencia tal como lo demostró Indochina, pero su estrate-gia política se limitaba a la lucha por «la libertad y la restauración del estado argelino, democrático y social».

En Francia surgieron organizaciones de apoyo a esta progresiva lucha de liberación nacional, como distintas organizaciones estudiantiles -donde harán sus primeras experiencias políticas muchos militantes del «mayo francés»- y numerosos intelectuales, como Jean Paúl Sastre.

la «Batalla de Argel»

Desde 1954, las operaciones francesas de «rastrillaje», con gran cantidad de vehículos blindados y apoyo aéreo, así como la imposición del «cuadriculado de protección» (2), fueron desastrosas para la población árabe.

Con el orgullo hecho trizas por la derrota en Indochina y la independencia de otras colonias francesas como Marruecos y Túnez, los altos mandos militares (excomba-tientes de Indochina) redoblaron y «perfeccionaron» hasta el sadismo las tácticas represivas (3).

Los nuevos métodos de contrainsurgencia puestos en práctica por los altos mandos militares (Lacherloy, Trinquier, Massu, Biegard, Aussaresses, Lager) llevaron al extremo la acción psicológica y destructiva de la inteligencia militar.

El embrión del nuevo sistema de guerra contrarrevolucionaria fue aplicado desde 1954 en el departamento argelino Philippeville. Los militares fueron enviados por el gobierno de De Gaulle con del objetivo de identificar sospechosos, para lo cual se infiltró a la población civil, además se utilizó la tortura, se generalizó el uso de la famosa picana (tortura con electricidad aplicada en las orejas o en los testículos) y se instauraron los centros de detención clandestinos.

En 1957, en la Batalla de Argel(4), se generalizó por toda Argelia los métodos de guerra contrarrevolucionaria usados en Philippeville. La unidad de paracaidistas logró la detención del líder Larbi Ben M’Hidi el 23 de enero, y disminuyó considerablemente los atentados perpetuados por el FLN (de 112 en 1954 a 39 en 1957), logrando retenciones de armamento y bajas considerables del FLN. La muerte repentina de Ben M’Hidi tras «hacer una cuerda improvisada con jirones de su camisa para ahorcarse» fue en realidad una ejecución sumaria. Esta doctrina contrarrevolucionaria buscaba contener la lucha de las masas por su liberación nacional. La huelga general declarada en 1957 fue reprimida por el ejército francés.

Sin embargo, en 1959, bajo la presión constante de la comunidad internacional, De Gaulle propiciaría una serie de reformas en la colonia argelina, entre las cuales se acepta formalmente una limitada autodeterminación. En ese momento aparece la OAS (la Organización del Ejército Secreto) que junto con los colonos franceses organizó paramilitares contrarrevolucionarios. Esta organización realizó varios intentos de levantamientos en contra de la liberación del pueblo argelino, los cuales fueron abortados por falta de apoyo militar.

La declaracion de independencia

Ya en 1961, con el trasfondo del ascenso de las masas en lucha por su liberación nacional, se negoció paulatinamente la declaración de independencia. Asimismo, el generalizado proceso descolonizador iniciado en 1945 fue poco a poco debilitando la hegemonía imperialista francesa. La situación en Argelia fue militarmente insostenible debido al heroísmo del pueblo así como por la solidaridad inter-nacionalista en Francia y otros países imperialistas.
En 1962, los acuerdos de Evian entre Bin Bella y De Gaulle pactaron la independencia de Argelia, lo que fue avalado por un referéndum, y permitió el acceso al poder del FLN.

EL FLN Y LA LUCHA POR LA LIBERACIÓN NACIONAL

Esta dirección, de carácter nacionalista y pequeño-burguesa, al mismo tiempo que enaltecía la acción armada por encima de la lucha revolucionaria de las masas, puso su prestigio al servicio de limitar y contener la dinámica de la lucha de liberación nacional, que podría haber avanzado hacia la revolución socialista bajo la dirección de la clase obrera.

Una perspectiva revolucionaria, expropiando a los capitalistas, terratenientes y trasnacionales extranjeras, e instaurando un gobierno de los trabajadores y el pueblo, era la única vía para profundizar el camino marcado por la heroica lucha de liberación nacional del pueblo argelino, conquistando una independencia efectiva de las potencias imperialistas (no sólo política), y resolviendo las demandas de las masas.

Lejos de esto, el FLN en el gobierno no atentó contra los privilegios de la burguesía y se convirtió en el garante de los derechos capitalistas. Argelia, después de la gran gesta de la independencia, continuó siendo expoliada por el imperialismo, y los trabajadores y el pueblo siguieron en condiciones de miseria y explotación.

Más allá de la política de sus direcciones, que bloquearon la posibilidad de la revolución socialista, el heroico accionar del pueblo argelino (que por su valor fue comparable con la gesta de las masas vietnamitas) sigue siendo un ejemplo de lucha para los pueblos oprimidos y explotados del mundo.

Notas:
(1) La Vérité N° 235, junio de 1949. En Setif, en mayo de 1945, 40.000 árabes masacrados por vengar la muerte de 100 europeos, A. Duret (disponible en www.ceip.org.ar)
(2) Esta significó la cobertura de 2. 400 000 kilómetros cuadrados de territorio argelino, para el mejor control de las masas árabes.
(3) Los altos mandos oficiales que inauguraron la aplicación de estos métodos, fundaron un modelo político militar, matriz del terrorismo de estado practicado a gran escala por las dictaduras de América del Sur: desde los golpes de estado de tipo «moderno» en América Latina, desde 1964 en Brasil hasta 1976 en Argentina.
(4) Esta famosa batalla fue brillantemente filmada por Gillo Pontecorvo en la película La batalla de Argel.

Artículos relacionados: Historia de las revoluciones









  • No hay comentarios para este artículo