Historia de las revoluciones

Hungria de 1956

La clase obrera contra el stalinismo

01 Jun 2007 | Inauguramos hoy una serie de artículos, para los trabajadores y jóvenes, acerca de las revoluciones durante la segunda mitad del siglo XX. Es un aporte a la discusión y reflexión sobre los grandes problemas de la lucha de clases y la revolución socialista. La revolución húngara fue derrotada por la falta e una organización política independiente de la burocracia stalinista que se propusiera finalizar la empresa histórica de los trabajadores húngaros. Fue por tanto un déficit trágico la falta de un partido revolucionario que e fusionara con los consejos obreros formados en las principales ciudades húngaras que se propusiera la victoria del proletariado húngaro   |   comentários

.
La historia de la revolución en Hungría en 1956 es una gran enseñanza para la clase obrera mundial.
Mostró la posibilidad objetiva de la revolución política en los estados obreros gobernados por la burocracia stalinista (1) para poner la economía al servicio de la clase obrera y el pueblo pobre. Así también como la necesidad de un partido revolucionario de la clase obrera para su realización efectiva y evitar su derrota.

Las conquistas económicas del estado obrero húngaro, en concreto la expropiación de los medios de producción, se realizó, no por una guerra revolucionaria interna sino por una guerra defensiva de la URSS. Para los primeros años de la década de los ´50, los capitalistas húngaros fueron expropiados. Estas conquistas realizadas desde «arriba» y sin la participación activa de las masas trabajadoras de forma organizada, ya sea por medio de consejos obreros u otras organizaciones de autodeterminación de masas, permitió la aparición de deformaciones muy peculiares. La vía militar y burocrática de estas conquistas permitió la injerencia cada vez mayor de la casta burocrática estalinista, la opresión política y la creciente desigualdad social. Bulgaria, Checoslovaquia, Polonia, Rumania y Hungría, tras el fin de la ocupación alemana en el fin de la segunda guerra mundial, fueron ejemplos de esta situación. La expoliación de la economía húngara por parte de la burocracia soviética se dio de distintas formas. La desventajosa división del trabajo, la forma injusta de intercambio del petróleo, carbón, la producción minera y de maquinarias y automóviles, así como la opresión política mediante a policía política AVH y las purgas dentro del Partido Comunista Húngaro-PCH y el alejamiento de la clase obrera del poder político), así como la desigualdad económica entre la burocracia y los trabajadores, fueron manifestaciones de la expoliación ejercida sobre el pueblo húngaro.

23 de octubre: continuación del descontento obrero contra el stalinismo

La revolución húngara esparte de un proceso de insurrección y descontento de los trabajadores contra la burocracia soviética en los Estados Obreros. Este proceso nació en la insurrección de los obreros berlineses el 7 de junio del 53, tras la muerte de Stalin, en Alemania oriental, extendiéndose el descontento en alrededor de 00 ciudades, denunciando el aumento de la producción sin aumento salarial impuesta desde el Kremlin. La forma más madura de esta lucha fue la conformación del Comité Central de Huelga de Bitterfield, que peleaba por un gobierno obrero. Este proceso se extendió incluso a la URSS donde se realizó, por influencia del caso alemán, la primer huelga general de los trabajadores forzados, donde el aparato stalinista respondió con 7000 detenciones y varias desapariciones. Un proceso que abrió la posibilidad de que los trabajadores y el pueblo pobre partiendo de las relaciones de propiedad ya conquistadas, mediante la expropiación de los medios de producción, pusiera al servicio de los trabajadores el funcionamiento económico de la nación. El proceso iniciado en 1953 continuaría en 1956 en Polonia y Hungría. La huelga de metalúrgicos en la ciudad de Poznan n junio de 1956, contra los aumentos de la producción y luchando por aumento de salarios aunado a las protestas de 100 mil, influyo de forma determinante en las masas oprimidas húngaras. En Hungría, el circulo Petofi, formado por intelectuales y escritores húngaros, convoca a manifestaciones el día 23 de octubre en solidaridad con las masas polacas. A la cabeza de la manifestación se encuentran jóvenes con inmensos etratos e Lenin. Las demandas de los manifestantes insurrectos iban desde la supresión de la pena de muerte, la libertad total de prensa y la sustitución de Matyas Rakosy por Imre Nagy, líder de filiación nacionalista reformista. Además, la quema de banderas soviéticas, la destrucción de los símbolos de la burocracia rusa, el ajusticiamiento de la AVH (policía política), demuestran el descontento de las masas trabajadoras insurrectas, estallando la huelga general. Los manifestantes armados, tras repeler los ataques soviéticos, lograron el ontrol de tanquetas rusas y lograron atraer a un sector de la milicia. Congregados en el monumento a Joszef Bem, general independentista, las masas húngaras pusieron en jaque a la burocracia. Radio Budapest, medio oficial, que tomado por las masas insurrectas y transmitió los distintos manifiestos políticos redactados por la Universidad Politécnica de la Construcción, mostrando a los estudiantes a tono con la revolución (2). Los estudiantes luchaban por la disminución de sueldo a los burócratas húngaros estalinistas, la salida de las tropas soviéticas, la convocatoria de elecciones democráticas al congreso del PCH, derecho a huelga a los trabajadores, la formación de un parlamento de la juventud, revisión de los juicios económicos, etc. El 24 de Octubre, Imre Nagy asume el mando llamando a la conciliación con la URSS, pide restablecer el orden e intenta derrotar la revolución, así pretende cerrar el proceso de revolución política ya iniciado en Alemania en 953 tras la muerte de Stalin. Sin embargo ni los estudiantes ni las masas insurrectas depusieron las armas.

24 de Octubre la clase obrera a la cabeza
Era 24 de Octubre cuando se forman los primeros consejos obreros con el objetivo claro de dirigir las fabricas. La democracia obrera de los consejos demostró la superioridad de la clase trabajadora. En todas las ciudades industriales se constituyeron consejos obreros. Fue tan grande el descontento de los trabajadores contra la burocracia stalinista, que se formaron 2100 consejos obreros en un par de días. Un obrero electricista e Budapest relata la situación «El miércoles 24 en la mañana comenzó la revuelta en nuestra fabrica. Los jóvenes obreros iniciaron el camino y todo el mundo los siguió...con los fusiles, salimos de la fabrica y marchamos a la ciudad... pero mientras avanzábamos , se nos unían obreros, siempre mas numerosos, algunos armados...» (3) Los consejos, electos por la base, con sus delegados revocables en todo momento, son a realización auténtica, en la practica, de la democracia proletaria y el poder de los obreros armados. En Miskolc, provincia cercana a la frontera con Checoslovaquia, se forma el primer consejo obrero haciendo presión extrema al gobierno de Nagy. Los consejos de Gyor, al este de Hungría, el de Sopron al occidente, el de Magyarovar, casi frontera con Austria, creados al calor de la huelga general insurreccional toman en sus manos u propio destino. Los trabajadores partiendo de las relaciones de propiedad ya conquistadas, luchaban por poner la economía al servicio de los trabajadores y el pueblo: «El 24 de octubre se crea una nueva democracia socialista, la auténtica democracia de los consejos, idéntica a los soviet de 1917» (4).

¿Por qué la derrota?
Aunque los consejos en los hechos constituían un poder alterno a la burocracia, no avanzaron hacia una estrategia orientada a arrebatarle el poder político a los representantes del Kremlin. Estos se limitaron a ejercer presión extrema al gobierno de Nagy, para que la burocracia del PCH realizara la serie de reformas ue atentaban contra sus propios privilegios. Aunque los consejos obreros no confiaron plenamente en el gobierno e Nagy, tampoco avanzaron en dar la estocada final a los burócratas. De tal suerte que Nagy negocia con Moscu la salida de las tropas soviéticas, a cambio de levantar la huelga general en curso. Una vez levantada la huelga, los núcleos mas dirigentes del PCH organizaron, con apoyo de las tropas soviéticas, la represión de la evolución. Las tendencias al doble poder plantearon objetivamente la necesidad de barrer con la burocracia, elevar la revolución hasta sus últimas consecuencias y desconfiar de las pequeñas concesiones del gobierno. La lase obrera necesitaba imponer su programa y conquistar el poder, establecer la democracia obrera sobre las bases de la economía planificada y finalizar la revolución política. Finalmente el gobierno de Kadar que emplazó a Imre Nagy reprimió con ayuda de las tanquetas y fuerzas militares soviéticas.

La revolución de los trabajadores y las masas húngaras, corroboró la vigencia de lo previsto de León Trotsky cuando planteó la necesidad de que «la clase obrera aplastara a la burocracia y abriera el camino del socialismo»(5) por medio de la revolución política. Ahí donde los medios de producción fueron expropiados, era necesario luchar por el poder efectivo de la democracia obrera contra el cáncer burocráticoque abriría el camino a la restauración capitalista.

Notas
1. El ascenso del stalinismo en Rusia se dio sobre la base de la expropiación política del poder a los soviets, y el arribo de sta casta social al control del aparato estatal y del partido bolchevique. Lo cual implicó la aniquilación física de la oposición e izquierda y de la vanguardia obrera, asesinada por la policía de stalin o confinada a Siberia y a los campos de concentración. A la salida de la segunda guerra mundial, el stalinismo pacto la coexistencia pacífica con el imperialismo a cambio de una «zona de influencia» donde estableció su hegemonía en procesos «por arriba», expropiando las fuerzas productivas pero ejerciendo sobre las masas de estos países una profunda opresión económica y política. Los países del lacis son Rumania, Checoslovaquia, Polonia, Hungría y Alemania Oriental y fueron anexionados por la burocracia soviética mediante el avance durante la segunda guerra contra los nazis y entregados oficialmente por el imperialismo (Churchil- ruman) al stalinismo en los pactos de Yalta y Postdam. (2) Los 16 puntos de lucha de la UPC pueden consultarse completos n Pierre Broue, La revolución de los consejos obreros.. en Hungría de 1956. IPS, 2006, p’ 1105-188. 3. Idem. 4. Idem.5. León Trotsky, Programa de
Transición, Ediciones Cruz, p.70.

Artículos relacionados: Historia de las revoluciones









  • No hay comentarios para este artículo